Chequen este articulo.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Chequen este articulo.

Mensaje por Yessenia (Admin) el Mar Mayo 07, 2013 10:32 am

Hoy buscando un poco en internet me encontré con este articulo que la verdad me intereso mucho hay información que ya sabemos pero lo agregue todo y me gustaría compartirlo con ustedes. por lo que leí puede descartar algunos tipos de virus ya que tengo de bajo de grado.

les dejo la información,

Virus del Papiloma Humano Parte

Introducción

Hasta hace pocas décadas, el origen viral de algunas enfermedades era desconocido e incluso la presencia de los virus se consideraba de poca importancia. Sin embargo en la actualidad, con el avance de la genética, la importancia de los virus se ha incrementado al descubrirse que pueden formar parte fundamental en el origen de algunas formas de cáncer, entre estos -el más estudiado hasta el momento- es el Virus del Papiloma Humano ya que su presencia se ha asociado con el cáncer del cuello del útero.


¿Qué es un virus?

Los virus y las bacterias son los organismos microbianos que más comúnmente causan infecciones en el ser humano, pero las bacterias son más grandes y comparativamente independientes. Estos factores hacen que las bacterias sean más fáciles de aislar y de eliminar.

Por el contrario, los virus no son microorganismos independientes, ya que necesitan de una célula huésped para funcionar y reproducirse. La célula huésped continúa funcionando de manera normal, a pesar de la invasión viral.

Una vez infectada la célula, el virus puede convertirse de modo indefinido en parte del organismo y atravesar por lapsos de latencia sin que sea detectado. Un ejemplo frecuente de esto es el virus “herpes simple” que provoca las aftas labiales. Es cuando las defensas del organismo disminuyen por alguna causa, que el virus se activa y apropia de la célula huésped y la utiliza para reproducir más virus.


¿Qué es el virus del Papiloma Humano?

El virus del papiloma humano (VPH) es una infección de transmisión sexual que, además, se contagia a través del contacto de piel a piel.

El VPH infecta las células internas y externas del cuerpo, esto incluye la superficie de la piel, la mucosa de la boca, la faringe, la vagina, el pene, el cuello del útero y el ano.

El VPH es una enfermedad silenciosa y rara vez da síntomas. Se han detectado más de 100 diferentes tipos de virus del VPH, más de 30 son transmitidos sexualmente.


Sin embargo, es importante hacer notar que, a pesar de ser de la misma familia, el virus que ocasiona las lesiones en la piel no es el mismo virus que ocasiona las verrugas genitales. Las verrugas en las manos y otras partes de la piel NO son síntoma de una infección de transmisión sexual.


Clasificación del Virus del Papiloma Humano

A los virus del VPH se les ha dado un número para clasificarlos y se han dividido en dos grupos dependiendo de la posibilidad que tienen de que el sitio de la infección evolucione a lesiones cancerígenas.

El VPH denominado de bajo riesgo (virus tipo 6 y 11, 40 42, 53, 54 y 57) porque rara vez produce cáncer; las lesiones causadas por este tipo de virus son llamadas condilomas o verrugas genitales, tienen el aspecto de una coliflor y se presentan en los órganos genitales de la mujer: vulva, uretra, cuello del útero, ano y los muslos. En el hombre pueden aparecer en el pene, el escroto, el ano, la ingle y los muslos.




Los tipos de VPH de bajo riesgo pueden causar cambios leves en el cuello del útero de una mujer. Estos cambios no conducen al cáncer, no son perjudiciales y desaparecen con el tiempo.

El VPH denominado de alto riesgo u oncogénico (que desarrolla cáncer) son los virus tipos 16, 18, 31, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 68 y 69 que causan tumores que por lo general son planos y casi invisibles y se encuentran asociados a los casos de cáncer en el cuello del útero.

Las lesiones precancerosas le pueden dar un aspecto anormal a las células del cuello del útero sin ser cancerosas todavía PERO, las células pre cancerosas pueden convertirse en cáncer si las lesiones no son tratadas a tiempo.
Tanto los virus de alto riesgo como los de bajo riesgo pueden causar el crecimiento de células anormales, pero generalmente sólo los tipos de VPH de alto riesgo pueden conducir al cáncer.

Las células cervicales anormales pueden detectarse cuando se realiza la “prueba Pap”, o Papanicolaou, durante un examen ginecológico


¿Cómo se transmite el VPH?

La transmisión es por contacto sexual y el contacto de piel a piel con el pene, el escroto, la vulva o el ano de la persona infectada. Las verrugas genitales son muy contagiosas y se transmiten de la pareja infectada durante el sexo oral, vaginal o sexo anal.

¡OJO! Es importante que sepas que los besos o el tocar los genitales de la pareja con las manos o la boca, también contagian el VPH.

El VPH NO se transmite por la sangre por ejemplo una herida o una transfusión.

Se desconoce por qué ciertos tipos de VPH eligen como blanco a la piel de las manos o los pies, en tanto que algunos más atacan a las células que recubren la boca, e incluso otros, a los genitales tanto masculinos como femeninos. Los VPH más peligrosos, 16 y 18, se transmiten mediante el contacto sexual. No obstante, hay evidencia de otras formas de contagio como son: instrumentos médicos que no están bien esterilizados y juguetes sexuales.

Otra forma de contagio, aunque poco frecuente, es de la madre al hijo durante el parto en los casos en que existen verrugas genitales en el canal vaginal. En estos casos puede producirse en el bebé un cuadro denominado “papilomatosis laríngea”. Este tipo de transmisión es poco común.


¿Qué tipo de lesiones produce?

En la piel, las lesiones más frecuentes son las verrugas cutáneas, también llamadas “verrugas vulgares”. Pueden surgir en diferentes partes del cuerpo, pero lo más común es que se den en la cara, en las manos y en los pies (se dan en las plantas de los pies y son más frecuentes en personas que tienen la costumbre de caminar descalzas), las zonas más expuestas a traumatismos. De esta manera, si se producen pequeñas heridas, por ahí penetra el virus.



Las lesiones anogenitales incluyen las verrugas genitales (condiloma acuminado, cresta de gallo) que son formaciones carnosas con aspecto de coliflor que aparecen en las zonas húmedas de los genitales.

Aunque la infección es provocada por los mismos tipos de virus en el varón y en la mujer, las lesiones son diferentes tanto clínica como histológicamente (en su estructura celular, su desarrollo y funciones):

Mujer: Blandas. De color gris o rosa, pedunculadas y suelen encontrarse en racimos. Las zonas más afectadas son la vulva, la pared vaginal, el cuello uterino (son causantes de cáncer), la piel de alrededor de la zona genital (periné) y el ano
Las verrugas en las partes genitales externas se reconocen fácilmente, ya que son lesiones levantadas, de coloración carnosa que se pueden presentar solas o en racimos. Si no reciben tratamiento, las verrugas se pueden agrandar rápidamente, tomando una apariencia "similar a una coliflor".

Varón: Blandas. El VPH genital es común entre los hombres, pero muy raras veces les ocasiona complicaciones de salud graves. Por lo general, el resultado más evidente del VPH genital en hombres son las verrugas, las cuales, generalmente, se pueden ver a simple vista. Las presentes en el pene suelen ser lisas y papulares. Mientras que las del perineo asemejan a una coliflor. A menudo, aparecen primero en el prepucio (tejido que cubre el pene) y el glande, y luego en el escroto (piel externa de los testículos) y la región perianal (alrededor del ano).
Por lo general, la enfermedad se detecta con una inspección visual de las lesiones tales como verrugas. Sin embargo hasta un 50% de los hombres con VPH genital no tendrán o no desarrollarán síntomas, lo cual hace más difícil su diagnóstico. Es importante saber que los hombres pueden tener el VPH y transmitirlo a su pareja.

La evolución de las lesiones es imprevisible: pueden desaparecer, crecer o permanecer estables.

En la boca y garganta el virus del papiloma humano produce el papiloma oral y el papiloma laríngeo. También producen el papiloma de la conjuntiva del ojo y el papiloma nasal.

Los virus del papiloma humano también están relacionados con varios tipos de cáncer, entre los cuales se incluyen: cáncer del cuello del útero (cervicouterino) y cáncer de varios órganos, tales como: amígdala, faringe, esófago, mama, próstata, ovario, uretra y de piel.

La infección latente (portador sano) no tiene manifestaciones que se puedan ver a simple vista, ni por medios histológicos (estudios de laboratorio especializados), por lo que se hace necesario detectarla mediante la determinación del ADN del virus que nos ayudará a saber si hay infección y cuál es el virus que la causa.

En todas estas formas existe el riesgo de contagio.
La evolución de las lesiones es imprevisible: pueden desaparecer, crecer o permanecer estables.

Periodo de incubación

El VPH se aloja en la célula y ahí permanece en forma latente durante un período que puede variar de 6 meses a dos años en promedio aunque este periodo depende del sistema inmunológico de la persona infectada, es decir, podría acortarse o extenderse

La mayoría de las personas que han sido infectadas desarrollarán las verrugas rápidamente semanas o pocos meses después del contacto sexual.

Las verrugas pueden crecer tanto que obstruyen la salida de la orina, pueden durar años o desaparecer; el tiempo en que vuelven a reaparecer varía en cada persona, lo que tienes que recordar es que el VPH, tarde o temprano regresa.

Un porcentaje pequeño de las infecciones persisten al cabo del tiempo (5- 10%) provocando lesiones que podrían evolucionar a lesiones precancerosas o cáncer al cabo de los años.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la infección del VPH?

Se denomina factor de riesgo a aquel factor asociado con el riesgo de desarrollo de una enfermedad pero que no es suficiente para causarla.

En el caso del VPH, los factores de riesgo pueden ser:

  • inicio de vida sexual activa a temprana edad.

  • Adolescentes con vida sexual activa sin protección

  • Gran número de compañeros sexuales

  • Enfermedades de transmisión sexual o inflamación del cuello del útero persistente o recurrente.

  • Virus de inmunodeficiencia (VIH Sida) el cual se asocia tanto a que prevalezca la infección por VPH como a que ésta progrese a lesiones malignas.

  • Cofactores de riesgo de progresión a lesiones malignas: Como vimos anteriormente, solo una pequeña parte de las infecciones crónicas por VPH evolucionan a cáncer del cuello uterino. Es importante considerar que existen algunos cofactores de riesgo que son determinantes para que se dé esta evolución:



  • Conducta sexual: se considera el principal factor de riesgo. Tanto el inicio precoz de las relaciones sexuales como el número de compañeros sexuales, aumentan el riesgo.

  • Consumo de tabaco: las mujeres fumadoras tienen mayor riesgo de padecer cáncer de cuello uterino. Se ha demostrado que en el moco cervical hay una concentración elevada de sustancias provenientes del tabaco.

  • Mujeres con alto número de embarazos: los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo favorecen el desarrollo de las infecciones de VPH.

  • Sistema inmunológico deprimido: factores genéticos, enfermedades como el SIDA, medicamentos, drogas, etc. que provocan una disminución en el sistema inmunológico de la persona, predispone al desarrollo de cáncer ante la presencia de la infección por VPH en cuello uterino y anogenitales.

  • Mala o deficiente nutrición: se considera que una dieta baja en antioxidantes, ácido fólico y vitamina C, favorece la persistencia de la infección por VPH y la evolución de las lesiones a cáncer cervicouterino.


avatar
Yessenia (Admin)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 25/04/2013
Edad : 28
Localización : México

Ver perfil de usuario http://female.el-foro.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.